domingo, 13 de enero de 2013

SESIÓN 12/01/13


Alguna vez sería la primera, nunca he narrado una sesión con mi DUEÑO, ni tan siquiera  parte.
Hasta esta entrada tan solo he puesto sentimientos
Evidentemente que no describo todas las prácticas realizadas, pues hay cosas que quedan para la intimidad.
Si en esta ocasión lo hago es por haber sido en conjunto una sesión muy especial.


El día del viernes no fue lo que se llama precisamente bueno, así como tampoco la madrugada.
En la noche del viernes al sábado aparecieron sueños, malos sueños con recuerdos buenos y mezclados con los problemas del día  a día.
El sábado tenía una mañana muy dura y larga por delante, pero no importaba, la tarde recompensaría  todo lo que había ocurrido con anterioridad.
Tras un corto espacio de tiempo sin poder estar al lado de mi DUEÑO, al fin se iba a lograr y estaba dispuesta a disfrutarlo sin importar los problemas, malos sueños y cansancio.

Cuando llegué al lado de mi DUEÑO fue como si todo desapareciese,
La mejor de mis sonrisas estaba en mi cara, el cansancio atenuado.
Me abrazó y con mucho cuidado nos recostamos ambos en la cama sin dejar de abrazarme, mimarme y preguntarme cual había sido mi mal sueño.
No solamente sabía que estaba cansada, sino que era muy consciente de hasta que grado lo estaba a pesar de mi sonrisa.

Mis brazos reposaban alrededor de su cuerpo casi inertes, pasé a estar tan relajada solo por estar a su lado que me sentía como una muñeca de trapo que habían recostado en la cama.

Estando aún vestida, abrazada a Él y escuchándole con los ojos cerrados mientras me hablaba y mimaba me dice. “Hoy quiero algo y lo voy a tomar, sobre todo hoy. Quiero que siempre seas MIA sin importar cansancio, enfado, mal día….”
A estas palabras, abrí un poco los ojos y le sonreí mientras le respondía “ Ya soy SUYA, sin importar si estoy triste, cansada, cabreada o acaso aún no lo sabe mi DUEÑO’”
Eso sí, tan solo le ruego que haga hoy una cosa, me desvista Usted, en estos momentos no tengo fuerzas para ello.

Se levantó de mi lado y al hacerlo, yo que estaba tumbada de lado apoyada en su costado rodé  hasta quedar boca abajo.
En la postura que quedé así continué, no tenía fuerzas para mover un músculo y podía decirse que la cama y yo nos fundíamos en una sola pieza.

Mi DUEÑO levantó mi vestido de punto hasta los hombros, dejando con ello mi espalda al descubierto,  acarició suavemente mi espalda y soltó el broche del sujetador con mucho cuidado  y ternura.
Lentamente deslizó su mano a mi trasero, lo acarició y con suavidad retiró mis braguitas a juego y las medias a un tiempo.

Al tiempo yo me sentía triste por no haber podido vestirme bonita para Él, `pues no había podido regresar a mi casa

Escuché como sacaba los juguetes de la bolsa, los que tenía pensado utilizar esa tarde, pero no giré la cabeza para saber cuales eran pues sé que no le gusta que los vea.
El primero que utilizó es uno muy suave, con el que puede golpear en las zonas más delicadas sin causar daños. Por tanto disfrutó jugando por mi espalda
Cada uno de los azotes por mi espalda dolían, pero mi cansancio hacía que casi fuera como si mi cuerpo fuera una almohada y no me moviese, ni soltase el más pequeño quejido.
Luego paso al trasero y a las piernas, siempre con cuidado de donde daba.

Cambió de juguete, y supe de inmediato cual había tomado, pues entre ese juguete y yo hay una tensión que me cuesta superar, es mi reto o uno de ellos.
Escuché el ruido del pantalón al quitarle el cinturón, es un sonido muy característico y por más cuidado que ponga siempre mi oído avisa, y mi cabeza dice “tranquila, sabes que no pasa nada”, “tranquila, Él siempre tiene mucho cuidado y por ello confías tan plenamente que en su día le entregaste todos tus límites”
Fue una sesión en la que incluso llegó a hacerme sacar algo mi genio.

Se sentó sobre mi para cerciorarse de que no me moviese, y eso fue lo que más me molestó, tanto que logró que empezase a decirle “Amo, por favor, no” reiteradas veces y luego eso se transformase en un “Amo” “Amoo” “Amoooooo” mientras que por mi cabeza pasaba el arquear la espalda, incorporarme un poco y quitarle de encima.

No lo hice, pero los diferentes tonos le indicaron que me iba enfadando, lo cual le hacía disfrutar más, y le hizo reír cuando le confesé lo que había pasado por mi cabeza.

Hay formas de inmovilizarme que me enojan, es una sensación un tanto cabrona.

Algo que le encanta es hacerme llegar a enfadar en plena sesión, entonces disfruta viendo mi lucha por dominar ese enfado, pero en mi cara se lee como en un espejo.

Fue una sesión en la que hizo todo cuanto sabe que menos me agrada y disfrutó con ello y yo entregando.

Fue diferente pues siempre que me ve cansada, que sabe he tenido una semana de perros, me cuida, hace que me relaje, que me ría a carcajadas  y en muchas ocasiones le he dicho que no importa  como esté, yo siempre soy SUYA, incluso enfadada.

Siempre disfruto al entregar mi dolor a mi DUEÑO, pero esta vez  disfruté mucho más, incluso le rogué que tomase más.
Siempre me quedo con la sensación de que para por mi, y aunque cada vez que le pregunté sobre ello me ha dicho que no, que Él simplemente toma lo que quiere, pues me queda ese regusto.

Siempre me parece que todo cuanto le entrego es poco

Él podría hacer lo que desease conmigo y creo que seguiría pareciendo que le doy poco.

Para aquellos que puedan pensar que la sesión tan solo fue esto les dejaré bien claro que hay muchas cosas que no se cuentan, sigo manteniendo intimidad.

DUEÑO siempre seré SUYA, sin importar la forma en que me encuentre.

4 comentarios:

silvia dijo...

..... como te envidio.. mi Amo está lejos de mi y de momento me conformo con esperarle..

dulce_lara{D_A} dijo...

Mi DUEÑO y yo estamos cerca.
La poca distancia que nos separa la cubrimos hablando a diario por Skype, de esa forma es como si estuviesemos uno al lado del otro.
En otras ocasiones diferentes quehaceres o imprevistos hacen que tardemos un poco más en vernos, y eso ayuda.
Un beso para ti y mis respetos a tu Amo.

descalza dijo...


Aunque no cuentes todo, lo que se lee entre líneas es más que suficiente :)

Besos

dulce_lara{D_A} dijo...

Gracias, descalza.