miércoles, 23 de septiembre de 2009

TODO ES DE COLOR


Todo el mundo cuenta sus penas
pidiendo la comprensión
quien cuenta sus alegrías
no comprende al que sufrió

Señor de los espacios infinitos
tu que tienes la paz entre las manos
derrámala Señor te lo suplico
y enséñales a amar a mis hermanos

Enseñales lo bello de la vida
a ser consuelo en todas la heridas
a amar con blanco amor toda la tierra,y
buscar siempre la paz Señor y odiar la guerra.

De lo que pasa en el mundo
por Dios que no entiendo "na"
el cardo siempre gritando
y la flor siempre "callá"

Que grite la flor
y que se calle el cardo
y todo aquel que sea mi enemigo
que sea mi hermano

Vayamos por esa senda
a ver que luz encontramos
esa luz que esta en la tierra
y que los hombres apagamos

Señor de los espacios infinitos
tu que tienes la paz entre las manos
derrámala Señor te lo suplico
y enséñales a amar a mis hermanos

Y enséñales lo bello de la vida
y a ser consuelo en todas las heridas

y amar con blanco amor toda la tierra
y buscar siempre la paz, Señor
y odiar la guerra

domingo, 20 de septiembre de 2009

Un día muy especial para los dos

El pasado día doce de septiembre ha sido muy especial para dulce_lara y para mí.

Al tener una relación D/s consolidada, tras oír a mi sumisa decirme muchas veces que en su interior se sentía esclava, y tras meditarlo durante mucho tiempo, quise hacer para ella y ante testigos la ceremonia de las rosas.


Decidí no decir nada a mi sumisa para darle una sorpresa, y tras más de un mes de preparativos en secreto con los testigos llegó el día.

Esa mañana todos estábamos un poco nerviosos, salvo mi sumisa que ignoraba todo lo que nos esperaba.

Me la llevé a la habitación con una excusa, y le dije que se pusiese un vestido blanco. Mientras tanto, nuestros amigos preparaban a toda velocidad el escenario de la ceremonia.

Como comienzo, nuestra amiga entró en la habitación y le preguntó a dulce_lara: “¿Confías en mí, hermana? La respuesta de mi sorprendida sumisa fue “a ciegas”.

A partir de ahí, mientras nuestro amigo Jaquemate conectaba el equipo de música para hacer sonar una preciosa canción celta, Yamila llevaba de la mano a dulce_lara por el camino de velas que habían colocado en el pasillo.

Una vez en el salón nos situamos dentro del círculo de velas, frente a frente, ella con una rosa blanca en la mano y yo con una rosa roja.

Fue en ese momento cuando dulce_lara comprendió el significado de lo que estaba ocurriendo, y comenzó a llorar en voz baja, y así continuó durante el resto de la ceremonia.

Pinché con la espina el dedo de mi sumisa, y derramé dos gotas de su sangre sobre la rosa blanca. A continuación hice lo mismo con mi dedo y junté mi sangre con la suya sobre los pétalos de la flor.

Nuestros amigos tomaron una cadena, la purificaron sobre el fuego de las velas y nos rodearon después con ella. Jaquemate, actuando como maestro de ceremonias, dijo unas hermosas palabras sobre nuestra unión, y ofrecieron como regalo un anillo a dulce_lara.

Por último, y ante el asombro de dulce_lara, se mostró un collar que ella había visto hacía mucho tiempo en una fotografía y que le había gustado tanto que hasta usaba esa imagen como avatar. Yo llevaba más de un año buscando ese collar en secreto, hasta que lo encargué a Alemania
(como toque gracioso, añadir que con los nervios se lo puse al revés, de lo cual no nos dimos cuenta hasta ver las fotos más tarde).

Aún dentro del círculo de velas, hice mi voto de cuidarla y protegerla. No creo que haya nada después de la muerte, pero si lo hubiera, esa protección continuaría hasta más allá de la misma.

Ella se arrodilló y me besó la mano en señal de sumisión y cariño, y yo me agaché y la rodeé con mis brazos simbolizando esa protección que me comprometía a darle durante el resto de mi vida.


Quería también que la ceremonia tuviera lugar con dos amigos muy especiales como testigos, Jaquemate y Yamila{SF}.


Esa tarde llegaron más amigos, Nefertiri y su sumiso slvard{TIRI}, y nos hicieron otro regalo: una preciosa caja en la que guardar los pétalos de las rosas, las cuáles deshojamos dulce_lara y yo a la mañana siguiente.

Dulce_lara, no quiero volver a oírte decir que sientes que me das menos de lo que merezco.


Nunca podré agradecer lo suficiente a Jaquemate y Yamila{SF} el apoyo prestado para hacer que el escenario de ese momento fuera mágico y especial.
Tomo de ti lo que quiero, cuando quiero y como quiero.

Mi sumisa, mi esclava... MÍA.

sábado, 19 de septiembre de 2009

VIDEO DE NUESTRA CEREMONIA DE LAS ROSAS

dulce_lara{eD_A}
SUYA

jueves, 17 de septiembre de 2009

POUR MON KAIR, UN CADEAU POUR VOUS

miércoles, 16 de septiembre de 2009

CARTA A MI SEÑOR

Mi DUEÑO, no puedo decirle con palabras todo lo que significa el haber realizado la ceremonia de las rosas y más sin yo tener conocimiento de lo que pretendía.
{eD_A}


Lo más seguro es que de haberlo sabido le hubiera dado las gracias desde lo más profundo de mi alma y rogado que no la hiciera, pues sé el alma tan libre que tiene y que pretendo que siga siendo de esa forma, aunque ahora mismo creo que está sujeta con un precioso hilo de seda rojo y blanco que al mismo tiempo sujeta mi alma.

Siempre tuve miedo a ahogarle, a invadir su espacio, a robarle tiempo, pero ello no quitaba para que desease estar cada minuto a su lado y cada minuto que me mantenía alejada de Vos siempre me fue y me es difícil.

Vos conocisteis a Ana, conocisteis todo antes de ser suya, supisteis lo que me hizo sentir la primera vez que escuché de su boca “te quiero perrita” y ese día yo comencé a tener más miedo que nunca a ahogarle con mi cariño, cariño que fue poco a poco transformándose en algo más fuerte y que cada vez me daba mucho más miedo sentir.

Miedo por muchos motivos, entre ellos el hacerme daño o hacérselo, pero así todo seguí siendo como soy, dando lo poco que tengo a pesar de tener ese miedo muy guardado dentro de mí, no era solo miedo a que dejase de ser como sois por ese cariño especial que le tengo, por ese amor, era un miedo inmenso a caerme y hacerme daño, pero día a día Vos me demostrabais que no tenía que poner escudo, día a día cada vez que intentaba ponerlo lograbais con alguno de sus gestos, de sus palabras, que ese escudo no pudiera subirlo, que no me escondiese tras él.

Sois lo mejor que me ha pasado, lo mejor que tengo.

La palabra “mía” dicha por Vos siempre significó algo muy especial pero en la mañana del sábado fue mucho más, no puedo dejar de escuchar cómo me decíais al oído “mía, mi esclava, mía para siempre”.

Acabáis de llamarme y lo primero que me decís es que se os ha olvidado el anillo en casa, es como si me dijeseis “perdona, olvidé una parte de ti”, cuando sé que jamás se olvida de mi, que al igual que yo no me olvido de Vos, ahora sé que a Vos os pasa lo mismo.

Simplemente le AMO con toda la fuerza con la que puede amar una persona y sigo diciendo que le quiero “LIBRE, INDEPENDIENTE Y FELIZ”

SUYA

martes, 15 de septiembre de 2009

CAPRICHOS PARA REGALAR

CEREMONIAS BDSM

Dentro de las ceremonias BDSM nos encontramos con la ceremonia del collar, pero hay una un tanto más especial, "la ceremonia de las rosas".
Esta ceremonia se puede ver detallada en muchas paginas, pero paso a narrar un poco por alto en que consiste.
Una pareja que ha decidido permanecer juntos durante el resto de sus vidas e incluso después de su muerte optan a menudo por este ritual como una declaración de hecho de su eterno pacto. Se utiliza a veces para renovar una relación que ha atravesado un momento muy difícil y lo ha superado con éxito. Hay muchas variantes y algunas parejas añaden toques especiales para hacer de la ceremonia algo único y suyo.
La ceremonia generalmente no es publica. Normalmente solo asiste la pareja y uno o dos allegados. La sumisa lleva en sus manos un capullo de rosa blanca. El Amo lleva una rosa roja completamente abierta. Ambas rosas deben tener sus espinas y estar recién cortadas. Para terminar de crear la escena, se requiere también una cadena no muy gruesa de 2-3 metros de longitud y algunas velas o quemadores.
La pareja permanece de pie uno enfrente del otro, sus invitados y/o amigos permanecen en un segundo plano, por supuesto. La sumisa, que viste un sencillo vestido, sujeta su rosa blanca. Su Amo, sujetando su rosa roja, le quita el collar, lo pasa rápidamente por el fuego, dejando que las llamas lo acaricien suavemente, y se lo vuelve a poner a su sumisa. Mientras abrocha el collar le declara que la protegerá y guiará eternamente.
Con una espina del tallo de su rosa roja, el Amo pincha a su sumisa en el dedo corazón y deja caer dos gotas de sangre en su rosa blanca. Luego, ella ofrece las espinas de su rosa a su Señor y este pincha en su propio dedo y deja caer dos gotas de sangre en la rosa de ella, una suelta y la otra sobre una de las gotas de sangre de su sumisa. Después de esto, unen sus dedos y hacen sus votos de unión.
Sus testigos toman la cadena, la pasan rápidamente por las llamas y envuelven con ella a la pareja. Ellos vuelven a hacer sus votos y a declarar que sus almas están unidas por toda la eternidad; unen sus rosas, dejando que la sangre de la rosa blanca bese los pétalos de la rosa roja y las intercambian. Se quita la cadena y se envuelve en una tela, para entregársela a la pareja cuando termine la ceremonia. Las rosas se depositan en un jarrón que más tarde llevaran a su habitación para que permanezca como símbolo de su compromiso y sea testigo del momento en el que Amo y sumisa unen sus cuerpos.
A la mañana siguiente, comparten sus esperanzas y sueños de estar juntos durante toda la eternidad y deshojan los pétalos para depositarlos juntos en un recipiente. Guardaran esos pétalos durante toda la vida y una porción de esos pétalos será enterrada cuando ellos mueran. La cadena la hereda la familia o algún buen amigo de la pareja que la vaya a usar en su Ceremonia de las rosas.
dulce_lara{D_A}

viernes, 4 de septiembre de 2009

NO ABANDONO MIS SUEÑOS, NO ME ABANDONARAN MIS SUEÑOS











tiempo al tiempo.
dulce_lara{D_A}