domingo, 20 de septiembre de 2009

Un día muy especial para los dos

El pasado día doce de septiembre ha sido muy especial para dulce_lara y para mí.

Al tener una relación D/s consolidada, tras oír a mi sumisa decirme muchas veces que en su interior se sentía esclava, y tras meditarlo durante mucho tiempo, quise hacer para ella y ante testigos la ceremonia de las rosas.


Decidí no decir nada a mi sumisa para darle una sorpresa, y tras más de un mes de preparativos en secreto con los testigos llegó el día.

Esa mañana todos estábamos un poco nerviosos, salvo mi sumisa que ignoraba todo lo que nos esperaba.

Me la llevé a la habitación con una excusa, y le dije que se pusiese un vestido blanco. Mientras tanto, nuestros amigos preparaban a toda velocidad el escenario de la ceremonia.

Como comienzo, nuestra amiga entró en la habitación y le preguntó a dulce_lara: “¿Confías en mí, hermana? La respuesta de mi sorprendida sumisa fue “a ciegas”.

A partir de ahí, mientras nuestro amigo Jaquemate conectaba el equipo de música para hacer sonar una preciosa canción celta, Yamila llevaba de la mano a dulce_lara por el camino de velas que habían colocado en el pasillo.

Una vez en el salón nos situamos dentro del círculo de velas, frente a frente, ella con una rosa blanca en la mano y yo con una rosa roja.

Fue en ese momento cuando dulce_lara comprendió el significado de lo que estaba ocurriendo, y comenzó a llorar en voz baja, y así continuó durante el resto de la ceremonia.

Pinché con la espina el dedo de mi sumisa, y derramé dos gotas de su sangre sobre la rosa blanca. A continuación hice lo mismo con mi dedo y junté mi sangre con la suya sobre los pétalos de la flor.

Nuestros amigos tomaron una cadena, la purificaron sobre el fuego de las velas y nos rodearon después con ella. Jaquemate, actuando como maestro de ceremonias, dijo unas hermosas palabras sobre nuestra unión, y ofrecieron como regalo un anillo a dulce_lara.

Por último, y ante el asombro de dulce_lara, se mostró un collar que ella había visto hacía mucho tiempo en una fotografía y que le había gustado tanto que hasta usaba esa imagen como avatar. Yo llevaba más de un año buscando ese collar en secreto, hasta que lo encargué a Alemania
(como toque gracioso, añadir que con los nervios se lo puse al revés, de lo cual no nos dimos cuenta hasta ver las fotos más tarde).

Aún dentro del círculo de velas, hice mi voto de cuidarla y protegerla. No creo que haya nada después de la muerte, pero si lo hubiera, esa protección continuaría hasta más allá de la misma.

Ella se arrodilló y me besó la mano en señal de sumisión y cariño, y yo me agaché y la rodeé con mis brazos simbolizando esa protección que me comprometía a darle durante el resto de mi vida.


Quería también que la ceremonia tuviera lugar con dos amigos muy especiales como testigos, Jaquemate y Yamila{SF}.


Esa tarde llegaron más amigos, Nefertiri y su sumiso slvard{TIRI}, y nos hicieron otro regalo: una preciosa caja en la que guardar los pétalos de las rosas, las cuáles deshojamos dulce_lara y yo a la mañana siguiente.

Dulce_lara, no quiero volver a oírte decir que sientes que me das menos de lo que merezco.


Nunca podré agradecer lo suficiente a Jaquemate y Yamila{SF} el apoyo prestado para hacer que el escenario de ese momento fuera mágico y especial.
Tomo de ti lo que quiero, cuando quiero y como quiero.

Mi sumisa, mi esclava... MÍA.

4 comentarios:

dulce_lara{DA} dijo...

Gracias mi DUEÑO y Señor
Me siento tan grande y tan chica que ya no puedo decir que no puedo decir que veo mis manos vacías, puesto que Vos dais y tomáis siempre todo, cuando, cómo y donde gustáis.

Siempre SUYA
dulce_lara{eD_A}

Anónimo dijo...

jope,que yo no queria llorar.....
Mis mas sincerasiones felicitaciones y que seais muy felices.

sys,sumisa de Xsilon.

asturianina dijo...

No suelo leer textos de más de dos párrafos, pero en esta ocasión he hecho la excepción y he de decir que mi fibra sensible se ha visto tocada.

Como es habitual en mi, me he quedado sin palabras, así que qué más puedo decir que daros mis más sinceras felicitaciones y mejores deseos.

Ah, y el collar es precioso, no te lo quites ni para dormir :-)))

Besos!

beth dijo...

Todo lo que pueda decir es poco... esa tarde que os conocí me dijeron que tenian una sorpresa para ti y yo no sabía de que se trataba.
No cambieis nunca, sois unas personas maravillosas