lunes, 17 de mayo de 2010

MIEDOS Y LOS QUE SE QUEDAN EN EL TINTERO

Nuevos retos aparecen
Unos aparentemente sencillos para una parte, mientras que para la otra parecen casi infranqueables.
Sabe que tropezará una y otra vez en ellos.
Otros tan solo son miedos
Miedo a compartir algo que nunca ha compartido
Miedo a compaginar a un tiempo y no saber hacerlo
Miedo a ser medida sin darse cuenta
Miedo a medirse aún más y no satisfacer nunca aquello que ve
Miedo a no saber hacer algo que sí sé hacer, que me gusta hacer.

Retos en forma de juegos tontos y vanales
juegos que no tomo en vano
disfrutar planeando
disfrutar comentando
disfrutar explicando la parte que se desconoce

Temor a lo que en determinadas ocasiones temo, hasta que me pongo a hacer
temor a que en esta el miedo paralice o que aparezca y disfrute tanto que simplemente solo quede YO

Me siento segura cuando separo
en esos momentos no hay problema alguno.

Miles de preguntas rondan mi cabeza, todas ellas con varias respuestas
a cada respuesta otra pregunta e intento encontrar de nuevo respuesta.
En esta ocasión creo que mi cabeza ya va muy por delante de lo que se pueda presentar
la baraja está abierta
y todos los posibles sopesados.

Tan solo saldré de esta cantidad de dudas poniéndome a caminar
tropezando, sacudiendo el polvo y mirando la causa de mi caída
dialogar, intercambiar, crecer, aprender.

Sueños de hace tiempo
Realidades cumplidas
Futuro

Dulce_Lara{eD_A}, una noche en que me siento tan rara como un perro verde.

1 comentario:

shurime dijo...

Pues esas noches son para montar una perrera... porque vamos... ultimamente las conozco... seran etapas.
Un beso muy dulce cielo